Llanes
Ver fondo
Ver Web
Casa Municipal de Cultura de Llanes
17:30 - 21:00
Sábados de 11.00 a 13.00 h. y de 17.00 a 21.00 h.

Exposición: "Baltasar Cue Fernández (1856-1918). La mirada de un fotógrafo llanisco" (Llanes)

El sábado 4 de agosto se inauguró la exposición conmemorativa "LA MIRADA DE UN FOTÓGRAFO LLANISCO. CENTENARIO DE LA MUERTE DE BALTASAR CUE FERNÁNDEZ (1856-1918). El acto inaugural, presidido por la conejala de Cultura del Ayuntamiento llanisco, Marisa Elviro, consistió en una mesa redonda en la que participaron varios nietos de Baltasar Cue: Ana Teresa Suárez Cue, Fernando Suárez Cue, Carlos Suárez Cue y Javier Cue, quienes brindaron a la audiencia un rico anecdotario sobre su familia y la huella dejada en Llanes por su abuelo.
 
La exposición, instalada en la primera planta del centro cultural, reúne 65 fotografías cedidas por el Museo del Pueblo de Asturias, documentación de la familia, objetos personales de Baltasar Cue y el conjunto de esculturas en madera realizadas por el conocido escultor mierense José Antonio García Prieto, LLONGUERA, inspiradas en los personajes populares que retrató el fotógrafo llanisco entre 1891 y 1895. En este apartado, destaca la estatua, a tamaño natural, de Baltasar Cue, una magistral recreación de una cámara fotográfica de finales del siglo XIX, también a escala natural, y las figuras de Tomai el Colilla, Don Adolfito, Torna y Guxanín.
 
El programa incluye un ciclo de conferencias (a cargo de los especialistas Francisco Crabiffosse, Lee Fontanella y Juaco López) y talleres infantiles de ilustración, impartidos por la pintora Margarita Alonso Saiz.
 
Hijo de Francisco Cue Somohano, natural de San Roque del Acebal, y María Fernández Abarca, de La Portilla, Baltasar Cue Fernández nació en La Arquera en 1856. Se trasladaría a Cuba en su juventud, probablemente precedido de algún tipo de formación mercantil en una ciudad portuaria de Gran Bretaña. En la isla se dedicó a labores contables y administrativas en las empresas comerciales de sus hermanos Cayetano y Gaspar. Durante aquella época viajó por distintos países europeos y aprendió idiomas. En 1882 fijaría su residencia en Londres, en cuya capital se inició su afición por la fotografía y la pintura. Vivió también, unos años después, en París.
En 1888, de regreso a España, se instala en Santander, donde realizará prácticas fotográficas antes de volver a Llanes. El matrimonio con Aurora de la Fuente García y el nacimiento de sus hijos (María, Aurora, Covadonga, Ana María, María Luisa, Baltasar, María Teresa y Manuel) harán que tenga que dedicarse a profesionales distintas a la de la fotografía, como la de tramitar documentación oficial para los emigrantes a América.
Paralelamente, organizaba cursos estivales, daba clases particulares (de idiomas y teneduría de libros para señoritas) y hacía traducciones del francés e inglés, al tiempo que llevaba la contabilidad de comercios e industrias locales e impulsaba una cetárea de langostas. De 1900 a 1904 presidió la Sociedad Obrera El Porvenir, en la que estableció que se dieran clases gratuitas a los socios de la institución y a sus hijos.
La iniciación en la fotografía fue tardía y como simple aficionado. Se estableció como profesional en 1891, en una casa frente al Colegio de La Encarnación. Su negocio tenía el nombre de Fotografía Artística-Hípica-Franco-Anglo-Española, o Galería Fotográfica Franco-Anglo-Española, y se anunciaba en la prensa en trabajos de campo, vistas instantáneas, paisajes, ampliaciones, grupos, reproducciones y retratos desde ek mignon al gran salón. En 1893 traslada su estudio a la calle Nemesio Sobrino y forma sociedad con Manuel Escandón, con el fin de hacer toda clase de retratos en gran tamaño a la fotopintura. Si bien ya se había adelantado Fervienza al ejercicio de la asociación entre pintura y fotografía, Baltasar Cue introducirá temáticas nunca abordadas antes por los profesionales, como ocurre con los personajes populares. Sentía inclinación por los perfiles humanos marginales y su aportación fue singular.
En septiembre de 1894 traspasará su galería fotográfica con una clara intención de abandonar definitivamente el ejercicio profesional, tal como se desprende del anuncio donde especifica que vende todos los enseres y máquinas.
Conservó gran parte de su obra fotográfica en unos álbumes, perfectamente ordenados, que respondían a su idea de archivar todo Llanes como un legado documental más para las generaciones venideras. Falleció en Llanes el 12 de mayo de 1918.
Km.

Km.de tu ruta

es